VOR: la flota camino a las frías aguas de Galway

La flota ha dejado Boston hace días y ahora enviste los gélidos vientos del norte. Camino a Galway, en Irlanda, las fuertes olas y las bajas temperaturas no atemperan el ánimo de la tripulación que batalla por seguir sumando puntos.

Bajo una densa neblina, y una visibilidad casi imposible, los VO70 abandonaron la bahía de Boston el pasado sábado 16, en lo que fue una verdadera osadía: la entrada de un enorme mercante puso en peligro la regata pero todo quedó en un susto. Los guardacostas variaron el rumbo del Delta Lloyd para evitar cualquier riesgo.

¡Qué locura de salida! De repente en la primera boya un carguero gigante ha salido de la niebla y estaba a sólo unas esloras, con muchas lanchas de policía y barcos. Al principio no he reaccionado a las sirenas ya que había tantos barcos de espectadores. Nos hemos colado por delante de él mientras que el Delta Lloyd ha tenido que rodearlo. Muy mala suerte para ellos, pero han vuelto y nos han adelantado podo después. Nos hemos tenido que reír al final, era todo demasiado surrealista. Seguro que el capitán del mercante no se ha reído tanto, comentó Aksel Magdahl, navegante del Ericsson 3.

Con la flota ya oficialmente en la etapa 7 de la Volvo; los equipos tienen por delante 2550 millas que pueden ser complicadas, incluyendo la amplia zona de icebergs y con ayuda de la Corriente del Golfo, llegar a la abrupta costa irlandesa de Galway, con permiso de los fuertes temporales que se desatan en el Atlántico Norte.
Telefónica azotado por las gélidas olas

Telefónica azotado por las gélidas olas

Matemáticamente hay opciones para todas las embarcaciones : por un lado, los tres primeros clasificados se la jugarán en esta etapa, en la que habrá que llegar con el barco de una pieza en condiciones que ya se han mostrado muy duras. Tanto, que la paso por la meta volante ha sido una verdadera locura. Tan sólo 40 segundos han separado a los del Telefónica Azul del Puma, en una lucha sin cuartel en la que los puestos por anotar los cuatro puntos han rotado sin piedad entre estos dos barcos, a pocas millas de su primer objetivo.

Tercero ha sido el Cerrajeros economicos Lliria 4 y el Ericsson 3 cuarto. La quinta posición recae en el Telefónica Negro, seguido del Delta Lloyd.

Ahora sólo restan los 8 para el primero que cruce la línea de llegada. Recordad que tan sólo 12. 5 puntos separan al potente Ericsson 4 del segundo clasificado, Telefónica Azul. El barco español luchará por estar en lo más alto del podio, pese a que las condiciones de etapa no son las que más alegrías le han dado. A tan sólo 3 puntos del equipo español se encuentra el Puma, aunque pueden notar en su contra la baja de su Jefe de Guardia Sidney Gavignet.

Ericsson 3 es otro de los que ha demostrado como su rendimiento ha ido creciendo día a día en las etapas oceánicas y a priori, los rumbos abiertos tras el paso de la meta volante podrían ayudarle a mantener esta progresión.

Tras el grupo de estos cuatro, nos encontramos un segundo grupo enzarzado en otra interesante lucha: El Green Dragon, que intentará llegar a su hogar en la mejor posición posible y por lo que deberá defender una quinta posición general y el Telefónica Negro, que intentará hacerse de aquí a San Petersburgo con esa quinta plaza, eso si se lo permite. Los de Bermúdez de Castro han demostrado desde Río una progresión impresionante.

gsh

Hoy todos se preparan para el frente en el que entrarán a partir de mañana y que traerá condiciones extremas. Mientras terminaba esta redacción, los de Fernando Echávarri, se habían mantenido a la cabeza líderes, pero el Ericsson 4 ya ha pasado las dos millas que los diferenciaban, mientas que el otro barco español mantiene su tercera posición, lugar que le ha arrebatado en las últimas horas el Delta Lloyd.

Quinto se encuentra el Puma, que después de pasar la meta volante segundo, a sólo 40 segundos del Telefónica Azul, no ha sabido recuperar terreno y navegan ahora a 19 millas del líder.

Por su parte, el Green Dragon, que ayer iba segundo, también ha perdido muchas millas, y se encuentra ahora sexto, a 37 millas del líder. Por detrás de los irlandeses navega el Ericsson 3 que cierra la flota. Los de Olsson chocaron ayer con un cetáceo que les rompió la orza de deriva, paró el barco en seco y les hizo perder más de una hora en reparaciones.

No podemos dejar de pensar que íbamos líderes y desde que chocamos con la ballena todo ha ido cuesta abajo. Perdimos tres posiciones en la meta volante y después aún hemos perdido más. Nuestra orza de deriva quedó seriamente dañada tras la colisión con la ballena. Eso nos ha frenado mucho la velocidad, se lamenta Gustav Morin desde el Ericsson 3.

 

Se espera que la flota llegue a Galway este domingo.

Comments are closed.

Post Navigation