Trucos y consejos para un buen día de pesca

A la hora de pescar, muchas veces las cosas más sencillas pueden tornarse muy complicadas si no hemos tenido el suficiente cuidado. No buscar la carnada correcta, no usarla del modo adecuado o no lanzar bien un señuelo pueden hacer la diferencia entre una gran jornada de pesca y un día sin mayores éxitos. Aquí os dejo diez consejos que pueden de gran ayuda:

pezxoSi alguna vez has utilizado cangrejos vivos de cebo, sabrás que suelen enterrarse en el fondo. Hay un truco que podéis utilizar para evitar que ello pase: no uses uno, sino dos ejemplares atados o pegados por el caparazón uno al otro; así uno siempre quedará boca arriba y le será imposible enterrarse.

¿Cómo conseguir esos cangrejos? La forma más sencilla es llenar de rocas algunos pozos intermareles durante la marea baja. Ya en la próxima marea, sólo debéis quitar las piedras y podréis recolectarlos.

Buscando basses. Si lo hacemos desde embarcación en un embalse, muchas veces los encontraréis casi en la superficie. Pues bien, para colocar el señuelo en forma correcta, lo mejor será lanzarlo a la orilla, y, desde allí, hacerlo llegar suavemente al agua.

Si lo que buscan son cachos, barbos, carpas o cualquier otro ciprínido, es bueno saber que les gusta la fruta. Si pescas en un río con vegetación en las orillas, encontrar un buen zarzal, una higuera o cualquier otro árbol cuyos frutos cuelguen sobre el agua será sinónimo de éxito. Sólo debéis utilizar esos frutos.

Pescando en la mar. Si lo hacéis con artificiales puede que resulte difícil controlar la tensión de la línea si hay mucha mar. Conejo: guiad la puntera de la caña al ritmo del oleaje, como si fuera algo mecánico.

Pesca a cola de rata en la mar: si eres nuevo en esto, necesitarás una buena cabeza lanzadora y deberéis cebar el interior de un puerto con miguitas de pan. Una vez allí los mugílidos, un poquito de foam blanco en el anzuelo te dará un buen piquen.

Anzuelos afilados: comprueba su filo pasándoles muy suavemente por encima una uña.

En caso de tener que unir dos líneas de muy diverso grosor, nunca debéis utilizar un nudo de sangre. Para hacerlo, es recomendable utilizar un quitavueltas o bien, una gaza y un nudo de clinch.

Si te quedas sin carnada en la costa, podéis utilizar caracoles de tierra que pueden reemplazar con éxito al cebo de mar que estábamos empleando.

Desanzuelar. Para hacerlo de una forma más simple, es recomendable mantenerlos panza arriba. Así se moverán mucho menos y podrás quitarles en anzuelo más fácilmente.

Comments are closed.

Post Navigation