Náutica Deportiva en España

La Náutica deportiva en España tiene su origen como es común en esta actividad, para satisfacer los ratos de ocio de la alta sociedad, debido a que era y sigue siendo una actividad muy costosa por la compra y mantenimiento de las embarcaciones; algunas actividades son menos costosas que otras, eso debido a que algunas poseen menos implementos para realizarla. Con la guerra civil se vieron muy afectadas estas actividades, ya después de la guerra se empieza de nuevo la recuperación de terreno perdido durante el periodo de desestabilización. Pero no sería sino hasta el año 1942 que empezó a sentirse de nuevo un auge de estas actividades, con la vuelta de competencia de vela y remo, también se creó un gran número de nuevos puertos para realizaciones de actividades náuticas deportivas.

Náutica Deportiva en EspañaEn los años 60 se vivió la mejor época para la náutica deportiva española gracias a la situación económica bien sólida que tenía el país en esa época, estos fueron años dorados para la creación de todo tipo de aportes positivos para estas actividades, como los fueron los astilleros, escuelas náuticas, empresas de chárter, cerrajeros baratos Alicante entre otros muy importantes avances que se dieron en esa época.

En al año 1965 se crearon titulaciones para capitanear o patronear una embarcación náutica deportiva: capitán de yate, patrón de yate, patrón de embarcaciones deportivas a motor de 1ª clase, patrón de embarcaciones deportivas a motor de 2ª clase y patrón de embarcaciones deportivas a vela. Estos títulos vinieron a reforzar los que ya estaban creados  previamente. Esta fue la etapa máxima en la náutica deportiva española y fue en el año 1991 donde se logró el máximo de titulaciones en el país.

Según las cifras oficiales, el sector náutico deportivo se vio bastante afectado desde el año 2007 debido a la situación económica del país, que ha creado un bloqueo en los avances de estas actividades. La náutica ha sido uno de los sectores de ocio más afectados por la desaceleración de la economía, y toca enfrentarse a nuevos retos para mantener a flote un sector muy ligado a la historia de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation