¿Conoces los efectos nocivos de la retropesca?

Quizás no la conozcas por ese nombre, sino por su sinónimo: “pesca de arrastre”. Ésta es una técnica de pesca que tiene como prioridad la cantidad y no la selectividad, es decir, si utilizas este tipo de pesca es porque quieres una mayor cantidad de peces u otro tipo de vida marina sin importar la clase de peces en específico que deseas obtener.  Consiste en tirar al fondo oceánico una gran red de pescar, con sus respectivos pesos en función de mantenerse en el fondo, para posteriormente ser arrastrada por un barco, llevándose así todo lo que se interponga en su camino. De esa forma no sólo se pescan una gran cantidad de especies animales acuáticas, también se destruye la fauna marina, como las algas y arrecifes, ya que son arrancadas de manera brutal con la fuerza de la red impulsada por un barco de gran tamaño.

Es debido a lo anterior expuesto que múltiples legislaciones nacionales a nivel mundial han impedido este tipo de pesca para preservar la fauna y diversidad marina, así como el atractivo turístico de sus espacios sub-acuáticos. En países como Venezuela y demás países con una tradición pescadora ancestral, la retropesca es una actividad ilegal y penada fuertemente por la ley. Se han reportados multas altísimas a pescadores de arrastre ilegales, ya que es imperdonable el deterioro de nuestro planeta Tierra por fines netamente lucrativos. No olvidemos que, a pesar de que la pesca de arrastre permite pescar una gran cantidad de peces con mínimo esfuerzo, corto tiempo de pesca y bajos recursos, alrededor del 45% de la masa que se pesca por arrastre es material de valor económico nula para los pescadores. Algas, arrecifes y hasta basura son arrastradas por este tipo de pesca y luego desechada por los pescadores por su inutilidad, dejando así huérfanos a los fondos marinos.

Tampoco debemos nunca olvidar que las algas suponen la principal fuente de oxigeno de los organismos sub acuáticos y, además, proporcionan el fitoplancton necesario para que dichos organismos se desarrollen sanamente, por lo que muy bien podemos afirmar que las algas para los organismos marinos son tan importantes como las plantas para los humanos. Por ende, si los humanos seguimos ejerciendo esta injusta y egoísta práctica (pesca de arrastre) acabaremos con toda la vida acuática que hasta ahora conocemos.

Debemos entender que la carne blanca de pescado representa una proteína indispensable para la humanidad, por lo que, al pescar, debemos hacerlo pensando principalmente en nuestra alimentación y no en los aspectos lucrativos. Optemos por otros tipos de pescas no nocivos para las especies marianas en pro de salvaguardarla y preservarla. Los Cerrajeros están totalmente de acuerdo con esta propuesta y afirman que, como empresa responsable con la sociedad, no comprarán peces que conscientemente sepan que fueron pescados por pesca de arrastre, con el objetivo de hacer de este planeta un lugar mejor para vivir, tanto para los humanos, como para los animales y cualquier otro ser vivo. No destruyamos nuestra fauna marina y dile no a la pesca de arrastre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation